Saltar al contenido

Niccolo Paganini

Niccolo Paganini la historia detrás del violinista

Niccolo Paganini
La leyenda del violinista del Diablo

La leyenda de niccolo paganini, nació el 27 de octubre de 1782 en Genova, Italia y fue un revolucionario violinista y compositor italiano que pronto se convertiría en uno de los pilares de la técnica moderna de violines. No tuvo una infancia común, además de que su padre Antonio paganini lo trato con mano dura. De pequeño tuvo un fuerte de sarampión que lo dejó muy enfermo tanto qué le llegaron a dar por muerto, Así que fue envuelto en una mortaja y casi enterrado prematuramente.

Esa enfermedad dejaría paganini enfermo por el resto de su vida; aun así debido a su gran genialidad musical a una edad muy temprana alcanzó el éxito, pero al mismo tiempo tuvo una vida llena de desorden y excesos, por eso con tan sólo 16 años llegó a perder tanto dinero que en varias ocasiones llegó a empeñar su propio violin para poder seguir en su adicción al juego; con el tiempo Niccolo dejo las apuestas.

Paganini tocaba tonos brillantes y embrujaba a los músicos y compositores más experimentados con su estilo único incluso llego a ser un músico fuera de toda norma y de allí nace su leyenda.

Paganini era capaz de tocar a una velocidad de 12 notas por segundo, ese es el tiempo que la mayoría de los músicos tardan en leer 12 notas: también resaltan sus tecnicas de memorizacion; antes todos los violinistas iban acompañados del programa que debía de ser tocado, sin embargo Paganini acostumbraba simplemente a subirse al palco con su instrumento sacudiendo su larga cabellera y poniéndose a tocar todo el programa que estaba en su memoria, con todo ese talento extraordinario.

Asociado a esto estaba su apariencia cadavérica la cual causaba cierto terror en las personas que tenían miedo de asistir a sus presentaciones. Según una descripción sobre el, en 1831 Niccolo Paganini media 1.65 metros de alto, muy delgado tanto que su cuerpo y extremidades asemejan a líneas largas y sinuosas, de cara muy pálida y rasgos marcados, ojos de águila oscuros y penetrantes, nariz puntiaguda, cabellera larga ondulada, que caía sobre sus delgados hombros, no era de extrañar que vivió toda su vida luchando contra una enfermedad severa la cual exige una dieta rigurosa y muchas horas de sueño.

En la época sin embargo muchos creían que Niccolo Paganini había vendido su alma al diablo a cambio de su perfección musical y una vez durante una presentación en Bélgica, el hombre fue abucheado, pero más tarde se descubrió que la causa del rechazo había sido la leyenda sobre su sociedad demoníaca.

El propio Paganini relató en una carta, que en cierta ocasión al tocar las variaciones tituladas Les Strange, una persona dijo que no vio nada sorprendente en su desempeño, pues con toda Claridad había visto mientras Paganini tocaba al diablo sosteniendo su codo, dirigiendo su brazo y guiando el arco. Incluso describió que este supuesto Diablo, el cual vestía de rojo tenía cuernos en la cabeza y un rabo entre las piernas.

Niccolo Paganini pareció comprender todas las leyendas y parecido con el, diciendo que es una prueba de su origen es decir, que en realidad era el hijo del diablo.

Así su rostro pálido y largo con las mejillas hundidas por haber perdido los dientes debido a la enfermedad, los labios delgados y una sonrisa sarcástica, la expresión penetrante de sus ojos, que parecían carbones al rojo vivo, le dieron una apariencia diabólica que llevó a muchos de sus admiradores a circular el rumor de que él era el mismo hijo del demonio, las personas a menudo se desmayaban cuando llegaban a ser tocadas por el músico.

En aquel entonces Niccolo Paganini se vio obligado a publicar carta de su madre para demostrar que había tenido padres humanos, de cualquier forma despertaba terror y temor donde quiera que iba. Fue entonces que Paganini decidió encarar a la leyenda en el cual lo habían convertido, siempre utilizaba trajes negros desalineados para complementar su imagen desdeñada. Sus presentaciones realmente sorprendieron a todos.

A los 40 años el violinista comenzó a viajar por Europa y sus excentricidades, se hicieron aún más grandes, llegaba los conciertos cubierto por un largo manto negro en un carruaje tirado por cuatro caballos negros y en ocasiones demoraba para entrar a los escenarios, para después de largos minutos surgir de repente y mirar fijamente al público; los escenarios de sus presentaciones eran siempre lúgubres y con poca luz.

En londres, muchos llegaron a pagar precios ridículamente altos sólo para asistir a las prestaciones de aquel músico flaco y misterioso. Los comerciantes colocaban el nombre del ídolo en productos tan diversos como perfumes y calzados. Las giras incluyendo las ciudades más importantes de Europa especialmente Viena, Milán, Hamburgo, París y Londres las ganancias fueron lo suficientemente jugosas como para que la artista se hiciera millonario.

En 1840 Niccolo Paganini cayó muy enfermo y algunos días antes de su muerte el obispo de Misa acude a visitarlo, pero Paganini se rehusó a verlo. insistiendo en que no estaba agonizante, que aun le quedaba mucho tiempo de vida, sin embargo murió y no hubo tiempo para que recibiera los sacramentos finales. Debido a esto la Iglesia se rehusó a conceder un entierro en un camposanto. Sólo después de 5 años de la muerte de Niccolo Paganini, su hijo apelando directamente con el Papa, obtuvo un permiso para entrar el cuerpo del Gran violinista en la iglesia del pueblo. Algunos historiadores afirman que el cuerpo de paganini fue exhumado en diferentes ocasiones pero hasta la fecha nadie sabe los motivos.

Más fuentes sobre Niccolo Paganini

Articulos de interes para comprar:

  1. mendini mv300
  2. Yamaha YEV 104
  3. CVN 300
  4. Acusticos
  5. Electricos

– Niccolo Paganini –